Bienvenido al Blog de Pascual Hurtado



viernes, 8 de agosto de 2014

EL PROTOCOLO







El Papa FRANCISCO ha recordado que,



La esencia del Cristianismo,
la totalidad del mensaje de JESÚS,
y el centro del objeto de nuestra vida


está en las palabras del Maestro en “La Montaña cuando concretó:



Dichosos los que saben que son pobres,
porque suyo es el Reino de Dios.
Dichosos los aflijidos,
porque serán consolados.
Dichosos los no violentos,
porque heredarán la tierra.
Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.
Dichosos los misericordiosos,
porque alcanzarán misericordia.
Dichosos los sinceros de corazón,
porque verán a Dios.
Dichosos los que trabajan por la Paz,
porque se llamarán hijos de Dios.
Dichosos los perseguidos por su fidelidad,
porque suyo es el Reino de Dios.



Dichosos vosotros cuando os insulten, os persigan y os calumnien de cualquier modo por causa mía. Estad alegres y contentos que vuestra recompensa será grande en el cielo.
Lo mismo persiguieron a los profetas que os han precedido.

(Mateo, 5 1)


******************************************



Y después EL PROCOLOLO:
el método o sistema valorativo,
la fórmula de evaluación de NUESTRA RESPUESTA
al Mensaje de JESÚS,
a su magnífico, simple, pero muy concreto
modelo de medición de nuestras obras
para la obtención del MUNDO MEJOR…..
…….y….. ¡ ALGO SUPERIOR !

“Al atardecer de la vida
seremos examinados sobre el AMOR”

JESÚS dijo:

“Venid benditos de mi Padre,
heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo”




Porque tuve hambre
y me disteis de comer.
Tuve sed
y me disteis de beber.
Fui extranjero
y me acogisteis.
Estuve desnudo
y me vestisteis.
Enfermo
Y me visitasteis.
Estuve en la cárcel
y fuisteis a verme.




Entonces los justos le replicarán:


 “Señor: ¿Cuándo te vimos con hambre y te dimos de comer, o con sed y te dimos de beber? ¿Cuándo llegaste como extranjero y te recogimos o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo estuviste enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?



Y el Señor les contestará:


“Os lo aseguro: cada vez que lo hicisteis con un hermano mío,
de esos más humildes,
lo hicisteis conmigo”

(Mateo, 25, 31)



^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^






No hay comentarios:

Publicar un comentario